Prepara tu suelo pélvico para la llegada de un hijo

Posted on

Si estas pensando en tener un bebe pronto, seguramente ya has investigado muchas cosas acerca de días fértiles, posturas y fases lunares pero poco acerca de cómo puedes ir preparando tu cuerpo para cuando llegue el momento de dar a luz y la recuperación posterior. 

fortalece tu suelo pelvicoCuánto más cuides y prepares tu cuerpo para albergar a tu bebe, mejor pasarás todas las etapas del embarazo. Probablemente hayas escuchado o leído mucho sobre la alimentación adecuada, las cremas que deberías usar y los cambios que irá sufriendo tu cuerpo, pero poco se habla del suelo pélvico.  El suelo pélvico esta formado por una red de músculos que sostiene órganos como la vejiga, el útero y los intentinos en su correcto lugar. Los embarazos generan una presión importante sobre el suelo pélvico, el cuál se va debilitando, no sólo tras los embarazos, sino también por diferentes causas como el estreñimiento, la práctica regular de deportes de alto impacto, el paso del tiempo, etc.  Existen distintas formas de ejercitar el suelo pélvico. La más común o popular es la ejercitación voluntaria del músculo a través de los ejercicios de Kegel. Para realizarlos, necesitas tomar mucha conciencia de la zona y contraer la musculatura, aguantando unos segundos y luego relajando. Parece fácil, pero en realidad tiene su truquillo, con lo cuál lo mejor es que te guíe un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico. 

Otra forma de ejercitarlo es a través de las Bolas Chinas Terapéuticas. ¿Qué son las Bolas Chinas Terapéuticas? Son bolas, pueden ser una o dos, (también las hay de tres) que contienen distintos pesos y distintos tamaños (diámetro) para poder lograr un avance progresivo. 

¿Cómo se usan las Bolas Chinas Terapéuticas? Muy sencillo, se colocan al igual que se coloca un tampax y se llevan por unos 15 minutos mientras se está realizando alguna actividad que incluye movimientos. ¿Por qué? porque al chocar las bolas sobre el músculo, éste se contraerá involuntariamente realizando el ejercicio. 

Son muy fáciles de usar y, si se las usa regularmente, se empiezan a ver resultados en un mes y medio o dos aproximadamente.

Y recuerda, si crees que puedes tener algún tipo de desorden o disfunción del suelo pélvico consulta con un especialista. 

 

 

 

Leave a Reply